Tips de miedo para escribir una historia de terror



Asustar a los lectores aumenta la tensión narrativa y mejora el ritmo de nuestra historia. Por supuesto tiene que haber una razón para asustar al personal. Una situación horrible tiene que ser el eje central —aunque puede que el lector solo llegue a intuirla—.


Cuando vayas a escribir una historia de terror no dejes a esa entidad malvada sentada, esperando al autobús para ir al centro a poseer a la desdichada muchachita y causar el mal solo porque sí.

Cada personaje malvado debería tener una motivación clara y fuerte. Descubrir esa motivación puede formar parte del misterio, uno de los pilares que soportará la atención del lector y que le obligará a seguir leyendo, mientras más cosas terribles siguen sucediendo.

Pasiva no, por favor. Una historia escrita en pasiva nos aleja de la acción. De hecho, usar un tono adecuado logrará que el lector sienta el cuchillo en su propia carne. La forma en que ambientes, describas el movimiento y las acciones darán el tono a tu historia. Para escribir terror se utiliza un tono oscuro y directo, tenebroso.

Uno de los errores más frecuentes en los escritores de terror es su tono. La mayoría, que solo han leído a Lovecraft y a Poe, escriben con una mezcla de lenguaje dieciochesco y un exceso de verbos y adjetivos. Este tipo de escritura solo consigue confundir al lector. No estamos en el siglo XIX y no somos un loco temerario de Providence.

No te pierdas el próximo CURSO, online y en directo, de NOVELA DE TERROR.

Plazas limitadas >> https://www.scribook.com/terror

  • 1ª Conexión: Lunes 8 de marzo de 2021 a las 20:00 pm (hora España)

  • Duración (1mes)

  • Profesor: Daniel Hareg

  • Modalidad: Online y en directo


36 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

​Hazte PRO

Sé el primero en recibir nuestras últimas novedades

© Scribook 2020       Aviso Legal       Política de privacidad       Política de cookies